jueves, 1 de diciembre de 2016

Entrega premio TORO DE ORO a "Higuero" de Garcigrande


Esta noche ha tenido lugar la entrega del premio más prestigioso al capítulo ganadero que entrega la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León.

El codiciado "TORO DE ORO" al animal más bravo lidiado durante la feria taurina de Salamanca.


Esta estatuilla es la más ansiada entre los ganaderos que lidian en Salamanca, tanto por el prestigio profesional como el moral.

En está ocasión el trofeo recayó en la ganadería de Garcigrande/Domingo Hernández por el toro "Higuero" lidiado el pasado 14 de septiembre de 2016 y que fue indultado por el matador de toros local Juan del Álamo que consiguió los máximo trofeos.


El toro fue como todos ya conocen, "Higuero" Nº71, con el hierro de Domingo Hernández, negro salpicado, de 570 Kg que fue todo un torrente de movilidad, clase y bravura.

Días mas tarde, la mala suerte tristemente quiso que muriera en la finca....



Es el segundo trofeo que consigue dicha ganadería. El anterior fue en 2011 con el toro "Burgués-39" que fue premiado con la Vuelta al Ruedo y al que Alejandro Talavante le cortó las dos orejas.


Históricamente "Higuero" ha sido el segundo toro que se ha indultado en Salamanca, teniendo que remontarnos al año1967, concretamente al día 8 octubre durante una corrida concurso de ganaderías celebrada de forma extraordinaria. Entonces fue el toro "Clavelero" de la ganadería de Pilar Fernández Cobaleda el primero en recibir tales honores, lidiado por Palomo Linares.


Entre estos, hubo otros dos indultos, estos a sendos novillos de la ganadería de Carmen Lorenzo (El Capea), lidiados durante el tradicional festival de las Hermanitas de los Pobres que se celebraba en la festividad local del 12 de junio, ambos por el diestro Ortega Cano y en años consecutivos: "Pesetero" en 1987 y "Espiguito" al año siguiente.


Al acto, presentado por los periodístas Mónica Pérez Alaejos y Víctor Soria, han asistido el presidente de la Diputación Javier Iglesias; la consejera de Agricultura Milagros Marcos; el diputado de Agricultura y Ganadería Román Hernández, y el delegado de la Junta, Bienvenido Mena, entre otras autoridad y personalidades del mundo del toro entre ellos el matador Juan del Álamo.












jueves, 29 de septiembre de 2016

Los FuenteYmbros reseñados para la feria de Otoño de Madrid

EMPERADOR-187

Estos son los toros de la ganadería gaditana de Fuente Ymbro reseñados en el campo para ser lidiados mañana viernes en la feria de Otoño de Madrid

INSOLITO-111

LAMINADO-119

Serán estoqueados por Eugenio de Mora, Juan del Álamo y Román

AGITADOR-112

INFORMAL-77

LANUDO-116


miércoles, 28 de septiembre de 2016

Tamames: Ana Rita y David Salvador a hombros en accidentada novillada

Plaza de toros de Tamames (Salamanca) - Lleno en tarde de buena temperatura y viento
Se lidiaron 2 novillos de El Canario (1º y 4º) para rejones, y 4 de El Puerto de San Lorenzo (2º, 3º, 5º y 6º), muy bien presentados y de juego desigual para:
Ana Rita: 2 Orejas y Vuelta al ruedo
Alberto Escudero: 1 Oreja
David Salvador: 2 Orejas, Ovación y Silencio en el que mató por Alberto Escudero.

El novillero Alberto Escudero que resultó cogido al recibir al segundo de la tarde, pasó a la enfermería tras la lidia y fue atendido de un esguince en el tobillo izquierdo, que requiere reposo. Fue trasladado a Salamanca.


Accidentada en general resultó la novillada de Tamames, la localidad serrana de la provincia de Salamanca, que llenó prácticamente hasta la bandera la plaza.


Nada mas salir el primero para la rejoneadora Ana Rita, el caballo resbaló y recibió una seria paliza afortunadamente sin consecuencias ni para caballo ni para la amazona.


Se repuso y sus dos faenas estuvieron marcadas por las ganas de agradar y hacer las cosas despacio y bien. Con una cuadra espectacular, destacó en varios pares de banderillas, especialmente en la suerte del violín. 


Sus dos oponentes, nobles y con tranco, acabaron rajados en tablas y tan solo a su primero consiguió matarlo a la primera, lo que posibilitó junto a la sensibilidad del percance, que consiguiera el pasaporte para la puerta grande


Otro susto llegó en el segundo, también en el recibo. En este caso por parte del novillero Alberto Escudero que resbaló y recibió una escalofriante voltereta (las imágenes lo dicen todo) lanzándolo contra las tablas y de la que salió, milagrosamente tan "sólo" con un esguince en el tobillo.



Se repuso con raza para dar lidia a un novillo noble y pronto, que tomó por abajo los vuelos de la muleta del novillero que instrumento una faena entre el dolor y las ganas, con pasajes de buen corte especialmente por el lado derecho.


Pasó a la enfermería, y ya no salió debiendo guardar reposo, para su inminente compromiso de importancia este sábado en la feria del Zapato de Oro de Arnedo ante una novillada de José Escolar,


El tercer susto llegó en el siguiente novillo a David Salvador también al recibirlo (el suelo no estaba en las condiciones mas optimas) y también, afortunadamente sin ninguna consecuencia. 



David pudo gustarse por momentos ante otro buen novillo con clase y noble, dejando patente su gran corte y demostrando el por qué es de los novillero salmantinos actuales en los que la gente tiene puestas grandes esperanzas.



Tuvo que matar otros 2 novillos ante la baja de su compañero, que no resultaron muy óptimos para redondear la tarde, uno mas parado y al que encima mató mal, y el último, el más complicado y además muy serio, no le dió mas opciones que para estar digno.












jueves, 15 de septiembre de 2016

"Bribón" y Perera, un tandem de lujo en La Glorieta

Plaza de toros de Salamanca. 5º de feria. Media plaza en tarde fría y de viento
Se lidiaron 6 toros de Montalvo, bien presentados y de juego dispar. Destacó el encastado 3º y sobre todo el 2º, “Bribón” nº 86 Berrendo en negro aparejado, de 555 Kg premiado con la vuelta al ruedo.
Sebastían Castella: Silencio y división tras 3 avisos
Miguel Ángel Perera: 2 Orejas y Silencio
Paco Ureña: 1 Oreja y Silencio
Pesos: 540, 555, 530, 545, 560, 580



Regresaba Miguel Ángel Perera a Salamanca un año después de su gravísimo percance, y fue recibido como un héroe, por el público que lo recibió con una fuerte ovación, y por el destino que le tenía guardado un regalazo: Un Montalvo de auténtico lujo para desdicharse y sentir la cara más maravillosa del toreo.



Ese segundo toro, un precioso berrendo en negro aparejado de la línea más antigua de la ganadería, la de “Martínez” fue extraordinario. Por bravura, humillación, recorrido y un ritmo excepcional que hizo que, ante el mejor Perera, la faena fuera un sinfín de muletazos largos, templados y relajados de todas las marcas, en tandas largas, macizas y limpias rematadas por adornos girando el toro alrededor de la figura del torero con las zapatillas clavadas en el ruedo. Final redondo para toro y torero.




Con el 5º, tuvo que ser una faena de arrimón por la condición de un toro desclasado y soso, pero con un peligro sordo, que ante la firmeza y poder de Perera, acabó entregado a escasos milímetros de sus muslos. Mató feamente y no redondeo su gran tarde 

 


Hubo otro gran toro, el 3º, un toro muy explosivo y encastado al que Ureña le plantó cara. Costaba que las tandas salieran limpias por la excesiva raza del toro que reponía, además de hacerlo con poco temple. Ureña estuvo entregado con pasajes de mucho mérito, pero quizás un tanto mecánico ante tal acometividad, y quizás por eso no acabó de alcanzar mayores cuotas. Se tiró a matar o a morir y se le concedió la oreja.



Con el sexto, un toro parado y a la defensiva al lastimarse durante la lidia, no pudo más que mostrar su siempre estimable entrega y sinceridad.



Castella tuvo el peor lote, y lo intentó todo a toda costa en dos faenas largas y tesoneras, destacando la del 4º a un toro manso y con genio, consiguiendo al final pasajes meritorios cerca de tablas, pero se pasó de faena y el toro se puso muy complicado para matar, escuchando desafortunadamente los 3 avisos.





HIGUERO y Juan del Álamo hacen historia en La Glorieta



Plaza de toros de Salamanca – 4ª abono – 3/4 de entrada en tarde fría y de viento
Se lidiaron 6 toros de las ganaderías de Garcigrande y Domingo Hernández, correctos de presentación y de juego dispar. Destacaron el 4º por su calidad y sobre todo el 6º, “Higuero” nº 71 de 570Kg, negro chorreado y salpicado, INDULTADO
MORANTE DE LA PUEBLA: Pitos y 1 Oreja con petición de otra
EL JULI: Ovación con saludos y 1 Oreja
JUAN DEL ALAMO: 1 Oreja y 2 Orejas y Rabo simbólicos
Pesos: 540, 520, 540, 560, 530, 570


La apoteosis en forma de vida y toreo llegó a La Glorieta para escribir una nueva página para su historia y la de toda la Tauromaquía. Un torero salmantino se encontró con un toro extraordinario para obrar una de las faenas de su vida, ante un toro  súper clase además de una gran bravura y duración.






Fue en el último capítulo de la tarde cuando el toro comenzó a embestir con una gran movilidad enclasada y profunda y Juan a torearlo por el derecho como pocas veces. Tandas largas, de hasta 7 muletazos a los que el toro respondía cada vez mejor, por bajo y largísimos muletazos. Se dejó llevar hasta el punto de torearlo con el corazón, como es el toreo de verdad, incluso de rodillas y la plaza se emocionó en lo que fue una auténtica apoteosis de toreo.






No era fácil estar a la altura de tanta bravura ni de la tarde que se batía entre el frio y las actuaciones de los dos figurones que tenía al lado.








Y más aún cuando Morante había cuajado al cuarto, otro toro de una enorme calidad al que el sevillano volvió loca a la plaza por verónicas y posteriormente en una faena marca de la casa, cuajando al toro por el derecho de forma extraordinaria en varias tandas reunidas y rematadas con garbosos remates. Faena para el recuerdo. Con el que abrió plaza no se dio coba.









El Juli tuvo el peor lote. A su primero trató de alargar las embestidas cortas y desclasadas y con el cuarto hizo un esfuerzo ante un toro con movilidad, con buenos inicios de muletazo pero que los afeaba al salir con la cara suelta. Aprovechó inteligentemente esa inercia en una faena larga, de mucho tesón que el público supo premiar.