lunes, 8 de diciembre de 2014

Tentadero de Machos en Castillejo de Huebra



Os traemos otro tentadero de machos, faena clásica de los inviernos salmantinos y de vital importancia para las ganaderías.


Los detalles y fundamentos de dicha faena no os las vamos a repetir, ya que hace unos días os lo mostramos en el de la ganadería de Pedraza de Yeltes.
( http://objetivoeltoro.blogspot.com.es/2014/10/faenas-de-campo-el-tentadero-de-machos.html )


En esta ocasión fuimos hasta "Agustinez", la finca salmantina enclavada en el municipio de San Muñoz en el que se encuentran las vacas y sementales de los dos hierros ganaderos que perviven en manos de la familia Sánchez Majeroni: "Castillejo de Huebra" (encaste Murube) y "José Manuel Sánchez" (Murube y Atanasio) tras la desaparición del buque insignia que constituían los patasblancas de "Sánchez Cobaleda" y los santacolomas de "Terrubias".


Pero no sólo la mitad de las reses han desaparecido dejando un hueco que aún encoge el corazón a los que los disfrutamos tantos años, sino también lo que es mucho peor: el alma de las cuatro ganaderías, su propietario José Manuel Sánchez García-Torres tras su fallecimiento el 14 de Febrero de este año.


Tenía que ser precisamente el día de los enamorados... en este caso de su ingente campo, sus innumerables encinas y sus variados toros, a los que amaba tanto que casi los quería sólo para sí mismo y así no someterlos a los devaneos de los taurinos.


José Manuel fue tan buen ganadero como pésimo comercial. Y os lo explico.
Vivió casi siempre bajo el emblema de la espectacular belleza y bravura de sus patasblancas consortes (heredados por su mujer Pilar Majeroni Sánchez-Cobaleda), pero él por su cuenta creó tres ganaderías de tres encastes diferentes a finales de los 80 por puro disfrute personal.
A las tres las puso a embestir, pero nunca se preocupó demasiado de promocionarlas a pesar de rayar incluso a mejor nivel que el hierro principal.


Hasta el punto de que las dos que hoy perviven son casi desconocidas para muchos aficionados... que como muchos saben, lo de "Castillejo" se lidia en rejones y lo de "José Manuel Sánchez" tuvo un año glorioso en Madrid con varios sobreros en un San Isidro de mediados de los 90.


Y lo que se desconoce es que ambas ganaderías se las ha dejado a sus herederos en un momento extraordinario de casta y nobleza, que se están planteando muy en serio el volver a lidiar a pie ante tal derroche de cualidades.


Su viuda y la más ganadera de sus cuatro hijas, María José Sánchez Majeroni, con la incondicional ayuda de su marido Fernando de Patrocinio, tienen marcado ese objetivo como el primero a conseguir a corto plazo: volver a lidiar los cuatreños para los matadores de toros.


Y en esa búsqueda por mantener el actual caudal de buenas embestidas, siguen en la lucha de no sólo no perderlas sino de mejorarlas.
Hasta 20 machos han tentado este año buscando la renovación lógica a los contrastados y bellísimos sementales actuales y cuatro superaron el exigente listón del caballo y fueron toreados.


La semana anterior Antonio Ferrera, Eduardo Gallo y Damian Castaño dieron cuenta de la primera decena y este sábado Juan Antonio Esplá y su hijo Santiago, Domingo López Chaves y Pérez-Mota dieron cuenta de los otros diez.
Y por si fuera poco, 6 becerras más de postre ambos días como agradecimiento a los toreros por si se quedaban con ganas de torear más como única razón. Grandeza ganadera.


Se hacía extraña la ausencia del ganadero, que siempre inundaba el ambiente con sus irónicos y negros chascarrillos fruto de su ingenio y su socarronería charra.
En su época era una faena totalmente vedada: íntima. Para él. Tan sólo en una ocasión ya al final de su vida nos permitió presenciarlo como agradecimiento a tanta insistencia año tras año.
Y su negativa sólo era por la timidez o miedo a que no embistieran. Pero visto lo visto, hizo bien porque de habernos dejado ir más hubiera sido demasiado adictivo...


Así que en la nueva plaza de tientas levantada en 2008 con un gusto y solera campera que disfraza su corta edad el cuarteto de toreros fue cuadrando con precisión milimétrica y una compenetración que parecía ensayada mil veces (cuando la verdad es que algunos casi se acababan de conocer) a los 10 eralotes.

Y el resultado fue una jornada campera de lo más completa, espectacular por la bravura, la casta, la nobleza, la duración... mostrada por varios de los animales y por las virtudes de sus lidiadores.
Una inyección de ilusión y de afición para los privilegiados que pudimos verlo.


Juan Antonio Esplá demostró que su escuela es de otro tiempo. Pero su veteranía atesora un oficio que no ha perdido a pesar de estar "despegado" -que no "retirado"- de la profesión... es que no le han vuelto a contratar como él dice.


Siempre fue junto a su hermano Luis Francisco -que sí gozó de la grandeza de la Fiesta- el torero de la casa y el encargado de realizar estos tentaderos por su maestría campera.
Y hoy día lo sigue dirigiendo, ahora ayudado por su hijo Santiago que también ha heredado el veneno y lucha por hacerse un hueco desde el escalafón sin picadores.


Y vaya si tiene oficio... porque nunca volvió la cara ni se agobió ante el tsunami de embestidas del novillo que toreó, un tejón por su bravura, en ocasiones hasta demasiada, desbordante. Pronto, alegre, incansable, exigente, agradecido... Un cúmulo de virtudes que le hicieron aprobar la oposición a semental a falta de que pase esas características a sus descendientes.


A Domingo López Chaves le dejaron quemar la pera en dulce del día, un novillo extraordinario por su clase, también extrema y que también se ganó otro puesto en la nómina reproductora.
Y si por la noche el matador iba a ser homenajeado por su peña en su localidad natal de Ledesma, más homenaje se llevó por la mañana toreando a placer en la intimidad.



Esos dos novillos pusieron muy cara la mañana. Quedaban siete en chiqueros... y ya todo se comparaba con ellos y sabía a poco.



Hasta que otro volvió a mostrar condiciones frente al caballo que magistralmente montó Óscar Bernal -posiblemente el mejor picador actual de Salamanca pese a su juventud- y se lo regalaron al gaditano Manuel Pérez-Mota.


Y la mañana volvió a rayar a un nivel sublime con la forma de manejar las telas de ese hombre. Sobre todo el capote. ¿Pero cómo un torero así puede estar casi en el anonimato de las corridas duras y exiliado en Francia? Que despilfarro de torería y que mierda de sistema. ¡Cómo está esto!

Impecablemente vestido con americana y zapatos, la gracilidad de su figura y sus formas paradójicamente gozan del pilar fundamental: el valor, porque no rectifica ni mueve los pies cuando los asienta. Pero pasa inadvertido por ser un valor natural, sin aspavientos. Pequeño detalle pero vital para navegar porque significa que el motor tiene caballos y el depósito gasolina.



 En definitiva, una gran mañana de toros y toreros que parecen modestos pero que cada uno de ellos atesora una trayectoria y unas condiciones poco habituales y que cotizan al alza.


Un tentadero lejos de los fuegos artificiales de los grandes nombres pero que alimentará el alma de los aficionados presentes durante todo el invierno. Y alguno más...

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Fiesta Anual de la peña taurina de Carlos Navarro

Como cada año, la peña taurina del novillero salmantino Carlos Navarro celebró si fiesta de fin de temporada en la ganadería de El Pilar


Hasta allí se desplazaron muchos de sus integrantes y amigos para disfrutar de una jornada de tentadero y así seguir demostrando su apoyo incondicional que desde siempre han mostrado a su novillero.



Tras la jornada campera en la que se tentaron 3 becerras, se desplazaron hasta la localidad de Tamames para seguir con la jornada y la degustación del típico cocido de la zona





sábado, 29 de noviembre de 2014

III Gala Taurina de entrega de premios de Guijuelo

La Asociación Taurina de Guijuelo entregó en la noche de ayer los premios a su pasada feria taurina de la localidad salmantina en una Gala que ya va por su tercera edición.

Un feria taurina que poco a poco y gracias al apoyo incondicional de su ayuntamiento en la persona de Julián Ramos y al gran trabajo del empresario José Ignacio Cascón va consiguiendo cada vez consolidarse, no sólo a nivel provincial, sino nacional, y es que los resultados no son una casualidad, como por ejemplo que este año llegó a colgar el ansiado cartel de "No Hay Billetes" todos los días.
Anoche prometieron sorpresas de cara a la feria 2015





 Y aunque fue una gran feria, donde triunfaron prácticamente todos los actuantes, el premio fue para los que llegaron a las mas altas cotas.

Así el diario digital salmantino salamanca24horas recibió el premio al detalle taurino por su cobertura.

Pablo Martín y el fotógrafo Jose Javier Juanes

 El premio al mejor rejoneador fue para Sergio Galán que recogió el matador y hombre de confianza, José Ruben


 El premio a la mejor estocada fue para el madrileño Miguel Abellán que tampoco pudo acudir por coincidencia de fechas con otros eventos solidarios, y lo recogió en su nombre su banderillero, Domingo Siro Mingo


 La mejor ganadería fue para El Pilar que recogió la propia ganadera


 Y el matador triunfador de la feria, fue el salmantino Juan del Álamo



martes, 4 de noviembre de 2014

Faenas de Campo.... EL HERRADERO


Una de las faenas camperas mas típicas del invierno, y sobre todo de las primeras que se realizan una vez acabada la temporada taurina, es precisamente la que hoy os mostramos: El Herradero.


En esta ocasión nos acercamos hasta la finca "Traguntía", sita en el término municipal de la localidad salmantina de Vitigudino. Finca muy importante en la comarca y taurinamente, ya que entre otros propietarios, fue la finca del figurón del toreo de dicha localidad, Santiago Martín "El Viti". 


Actualmente, pertenece al ganadero Domingo Hernández, una de las mejores ganaderías de la actualidad.


Dicha faena consiste en, marcar a fuego en uno de los costados de los animales, lo que serán sus señas de identidad desde este momento en adelante, ya que hasta ahora, solo era un retoño con un número de crotal asociado a su madre.


Por tanto, cada animal comenzará a ser independiente y con señas de identidad únicas, lo que podríamos equiparar al D.N.I. de las personas.



Una vez separados de sus madres unos días antes durante lo que se denomina el Desahijado, pasarán a un  corral de retén, desde el cual, se irán separando en los distintos chiqueros hasta pasar, uno por uno, a la manga que conduce directamente al mueco donde serán inmovilizados para poder ser marcados.


Para ellos se utilizan hierros calientes al rojo vivo, que quemarán el pelo y solo parte de la superficie de la piel y así conseguir dejar marcadas las huellas de por vida para su identificación.


Varias son las marcas que se han de colocar: la de la asociación de ganaderos a la que pertenezca cada ganadería (En esta ocasión a la Unión de Criadores de Toros de Lidia, lo que corrresponde a una "U" que colocan en la penca); la Marca de la ganadería que colocan en el anca; el Guarismo que es el último numero del año en el que nació el animal y que se coloca en la paletilla; y por último el número identificativo por orden de entrada que se coloca centrado en el costado.


Todo esto, supervisado minuciosamente por un veterinario (en esta ocasión Eva Caballo) que completan todos los datos para elaborar la ya mencionada fútura identidad de cada becerr@.


En el herradero participan todos los miembros de la ganadería al ser una faena de campo muy laboriosa por el número de puestos que se necesitan, y la largura en el tiempo que requisan.


Así estuvieron desde los mayorales y vaqueros de ambos hierros y fincas de la casa, Garcigrande y Domingo Hernández, hasta el propio ganadero junto a sus hijos y nietos que participan y rezuman afición por los cuatro costados.