lunes, 16 de febrero de 2015

VIII Trofeo Escuela Arganda de la Fundación El Juli



El sábado se celebró la octava edición del Trofeo de la escuela de Arganda de la Fundación El Juli que se celebró en la finca que el torero madrileño posee en Madrid y sede de dicha escuela donde entrenan sus alumnos durante todo el año


La jornada fue todo un espectáculo por muchos motivos. Participaron los 30 alumnos, entre ellos niños muy pequeñitos, en 2 fases: la matinal fue un tentadero con 3 becerras donde torearon la gran mayoría, todos de un nivel mas novel y por tanto fuera de concurso. Y por la tarde comenzó la Clase Práctica con novillos, para los 8 más aventajados entre los que se colaron los dos que más destacaron en el tentadero matinal: Álvaro de Faranda y Jesús García (este último se acabó alzando como uno de los triunfadores) 


La organización del evento fue otra de la nota destacada extra-taurina, donde no faltó el más mínimo detalle para todos, desde los espectadores hasta los novilleros que contaron con el lujo de torear bajo la música en directo del violinista Marcos Núñez y el guitarrista Antonio Andújar. Una maravillosa iniciativa


Y también por ver y vivir un día único para los novilleros que se les veía en su cara la ilusión de querer ser toreros y poder torear ante sus familiares y amigos en el día mas especial del año para muchos.


Pero la mayor sorpresa fue ver el nivel de los aspirantes. Se esperan las lógicas lagunas técnicas compensadas con las ganas y el afán de superación, pero al margen de todo esto, fueron capaces de que, por momentos, nos olvidasemos de su nivel y disfrutásemos del toreo en su mas desnuda expresión.


Un toreo en muchos casos de muchísimos quilates, y con cualidades fascinantes para ser gente muy importante en el toro. Y algo que a la postre, llama mucho la atención al permanecer todos a la misma escuela, y es que ninguno se parecían entre sí, y cada uno con una marcada personalidad.


Por tanto, no vamos a ponernos a críticar cada una de sus actuaciones porque tampoco era día para ello, sino que mediante una selección de imágenes, puedan disfrutar y alcanzar a entender la magnitud de sus maneras.


Todos bajo la supervisión de Ignacio López (director de la fundación El Juli) y de sus profesores Ángel Gómez Escorial y José María Plaza fueron toreando, de dos en dos, a los novillos de El Ventorrillo-Camponuevo y El Soto que dieron un gran juego (2º bravo y enrazado y 4º con clase y mucha calidad fueron premiados con la Vuelta al Ruedo)


1º) Alejandro Rodriguez y Alejandro Gardel






2º) Francisco Manuel Ramírez e Ignacio Ruiz 









3º) Alfonso Ortíz y Adrien Salenc







4º) Álvaro de Faranda y Jesús García










Una vez finalizada la clase práctica, se procedió a entregar un detalle y un diploma a todos los alumnos y debido al tan alto nivel de los 8 aspirantes, por primera vez se determinó que todos recibieran como premio una muleta de El Juli (algo que solo era para el 2º y 3º clasificado)
Y como triunfador, y por varios motivos, se determinó que el premio fuera compartido entre Ignacio Ruiz por la actuación mas redonda y a Jesús García porque fue la sensación del certamen por su despaciosidad y bellísimo corte.
Ambos recibieron un busto y un capote de El Juli como premio.


Os dejamos el enlace de la página web de la Fundación donde explican los detalles técnicos de cada novillero
http://www.fundacioneljuli.com/escuelataurina/detnoticias.asp?id=474