martes, 15 de abril de 2014

Un tentadero con sabor añejo: Barcial con David Galan


Aunque las nuevas tecnologías y los tiempos que corren llevan al mundo a la modernización y el lujo, todavía quedan reductos donde disfrutar del sabor de lo antiguo y las tradiciones de siempre.


Y si esto lo trasladamos al campo, y mas concretamente al ganado bravo, donde todo en las fincas ya casi nada se parece a sus antepasados, existen rescoldos donde disfrutar de un toreo diferente.
Uno de esos casos es la ganadería salmantina de Barcial, donde los tentaderos continúan siendo a la antigua usanza.


La primera impresión es nada mas llegar a la plaza de tientas en la fina "La Matilla" en el termino municipal de Beleña, y la mente sin querer retrocede unos cuantos de años atrás.
La plaza está construida aprovechando las dependencias de la finca: casa, corrales, pajares y cuadras.
De forma rectangular con una gran dimensión y con un piso lejos de las modernidades del albero actual.


Pero el vuelco al corazón llega al ver lo que suele estar encerrado en chiqueros.
Vacas serias, muy serias, amplias de pitones y muy astifinas (made in Vega Villar), con años y un volumen nada habitual para estas faenas.


Y si a todo esto, le sumas su comportamiento, hacen que los entrenamientos para los toreros sean extraordinarios.
Y digo esto porque, a pesar de todo lo dicho en cuanto a lo visual, sus embestidas derrochan una calidad fuera de lo normal, y un tipo de embestida muy particular, con una humillación, ritmo y forma de colocar la cara extraordinarias pero sin regalar nada, que hacen que una vaca aquí, equivalgan a prácticamente un toro.
No es el primer torero que lo dice.....


Quienes son capaces de saltar al ruedo, acaban sintiéndose unos privilegiados porque las sensaciones que dejan en el cuerpo a los toreros son indescriptibles.
Una verdadera gozada y maravilla al alcance de muy pocos.



Hace unos días, coincidimos allí con el malagueño David Galán, metido de lleno en la preparación este invierno de cara a una temporada muy ilusionante, donde junto a su nuevo mentor, el vallisoletano Jorge Manrique, entre otras actuaciones confirmará su alternativa en Madrid en uno de los carteles mas rematados del serial venteño el próximo 15 de mayo.


Y para acabar de embellecer la escena, David que gusta vestirse como los antiguos, utilizó los clásicos zahones.



También participó en el tentadero el novillero maño sin picadores Juan Torres "Juanito", sobrino del matador Ricardo Torres, que ya tiene en su palmares entre otros, nada más ni nada menos que el haber sido el triunfador del Zapato de Plata de Arnedo del año pasado.



Creo que las imagenes hablan por si solas..... disfrútenlas.

domingo, 13 de abril de 2014

Interesante festival a favor de AECC en Peñaranda

Peñaranda, 12 de Abril de 2014. Un utrero para rejones de San Mateo de gran juego y otros cinco de El Pilar, bien presentados y de buen juego. Los mejores los tres últimos.m
Diego Ventura: 2 orejas.
Javier Conde: Silencio.
Miguel Abellan: 2 orejas y rabo.
Ivan Fandiño: Ovación.
Juan Andres Gonzalez: Ovación.
Ivan Gonzalez: 2 orejas.
Media plaza en tarde soleada.


Muy entretenido el festival celebrado en la localidad salmantina de Peñaranda a favor de la Asociación Española Contra el Cáncer que contó con la presencia de diestros de renombre.


 Abrió plaza el rejoneador Diego Ventura, al que correspondió un gran utrero del maestro Capea, al que cuajó con varias de sus monturas figuras como "Chalana", "Oro" y "Remate" en ajustados quiebros.


Faena rebosante de espectacularidad, que a pesar de fallar con el rejón de castigo al primer envite fue premiada con las dos orejas.

El toreo a pie empezó con Javier Conde, que sustituyó al anunciado Manuel Díaz "El Cordobés".


Ataviado con unos preciosos zahones, el malagueño dejó algunos detalles de su toreo artista, sobre todo en el inicio de faena al natural con el sombrero en la derecha previo a brindar la faena, aunque posteriormente fue a menos al no enterderse con su novillo, el más mansito y rajado del buen encierro salmantino.


El siguiente fue Miguel Abellan, al que correspondió un gran novillo de El Pilar con el que mostró una nueva dimensión, mucho más templada y con el poso que dan los años y el haber estado un tiempo sin torear.




El público acudió a ver al torero recientemente transformado en más mediático que nunca y se encontró con la agradable sorpresa de que fue el autor de la mejor faena del festejo.




Causó sensación su variedad y gusto con capote y muleta, siendo premiada su labor con el rabo tras usar con acierto los aceros.



Iván Fandiño se las vio con un buen novillo, de gran transmisión y profunda embestida sobre todo por el derecho.



Aplicó su toreo poderoso y la faena cobró altura, pero dos pinchazos cambiaron el pelo del premio por una fuerte ovación.




Al local Juan Andrés González le tocó un colorado con mucho que torear y se mostró voluntarioso y con ganas de agradar.



Sus paisanos reconocieron su esfuerzo y entrega con una cariñosa ovación.



La gran sorpresa de la tarde fue el novillero salmantino Iván Gonzalez, de Babilafuente, aún en su etapa sin picadores y alumno de la Escuela de Tauromaquia.



Le correspondió lógicamente el utrero de menor trapío pero el de juego más equilibrado en todas sus virtudes y le toreó de forma impropia a su aún corto bagaje.


El recibo ya fue brillante, con dos verónicas en los medios sencillamente sublimes.



Y con la muleta demostró valor al no mover las plantas y muy buenas maneras, ilusionando a una afición que no se puede quejar del panorama novilleril actual en Salamanca.


Cobró una gran estocada al segundo intento tirandose muy derecho y cortó las dos orejas.

jueves, 10 de abril de 2014

Los toros de Puerto de San Lorenzo para el Domingo de Ramos en Madrid

Ya teníamos ganas de empezar a enseñaros corridas importantes para este 2014...
Y qué mejor que hacerlo con un corridón para Madrid de una de las principales ganaderías salmantinas.

nº 128

Estos son los toros reseñados por Lorenzo Fraile y sus hijos José Juan y Lorenzo para la primera corrida de toros del abono venteño.

nº 147

nº 82

Un encierro muy serio y en el tipo de la casa y en el que se aprecia la mayor finura y armonización de hechuras que se quiere imprimir a la ganadería desde hace unos años.

nº 78

nº 79

Será lidiada este domingo 13 de Abril por el malagueño Saúl Jiménez Fortes, el gaditano David Galván y Alberto López Simón.

nº 159

nº 61

lunes, 7 de abril de 2014

Triunfal debut con picadores de Alberto Escudero y Alejandro Marcos en Ledesma


Ledesma, 6 de Abril de 2014. Un toro para recortes y cuatro utreros de Julio García, bien presentados y de juego manejable. El mejor el 3º. 
Alberto Escudero: 2 orejas y 1 oreja.
Alejandro Marcos: 2 orejas y ovación.
Casi lleno en tarde soleada.


Había expectación por ver el debut con picadores de los últimos dos alumnos más destacados de la Escuela de Tauromaquia salmantina tras su buena trayectoria culminada en la novillada sin picar de la feria charra.


Y un acierto total organizar este festejo fuera de temporada para facilitarles el debut con los del castoreño, como demostró la masiva afluencia de público gracias a los precios populares y el gran esfuerzo de promoción realizado por el joven empresario José Ignacio Cascón ayudado por el Ayuntamiento y el ganadero.



Abrió el festejo mixto un toro de Julio García para el grupo de recortadores "Arte Charro", que hicieron las delicias del público con sus ajustados cortes y saltos, que resultaron muy celebrados a pesar de que al animal le faltó entrega para consumar algunas de estas suertes populares.



A partir del segundo novillo comenzó la novillada, gestada en mano a mano ante cuatro novillos en lo que se suponía que iba a ser un encontronazo entre dos toreros que luchan en los albores de su carrera por el favor del público pero que resultó casi ayuna en rivalidad salvo en un cruce de quites en el segundo novillo.




A Alberto Escudero le correspondió el mejor lote aunque conformado por dos novillos muy distintos por dentro y por fuera.
Su primero fue un castañito de agradables hechuras y pastueño juego, muy noble pero excesivamente parado, cuya principal virtud fue la humillación.


Alberto se mostró muy voluntarioso, intentando hacer muchas cosas en su afán por estar "en novillero" y agradando mucho al público, con el pero de su aún escaso bagaje técnico.


Pero en su favor jugó siempre la firmeza y el valor, aguantando los parones del novillo e intentando siempre tirar de las embestidas sin mover los pies, pasándoselo siempre muy cerca.
Cerró su labor con unas ajustadas manoletinas que llegaron mucho al público.



Recetó una estocada al primer encuentro y le concedieron dos orejas generosas.



Alejandro Marcos sólo pudo lucir en su primero, un colorado que se dejó poco con el capote pero que en la muleta resultó manejable.



Alejandro volvió a encandilar al público con un toreo de gusto y clase, demostrando que no es uno más y que a pesar de su bisoñez tiene un algo especial que conecta rápidamente con el público.
Y eso a pesar de no ser haber tenido una actuación redonda.


Con el capote destacó en una larga de remate, unas chicuelinas de compás abierto y un quite por caleserinas, mostrando un repertorio variado que maneja con soltura.



En la muleta volvió a dejar patente su gran proyección, ilusionando a un público que acudió al reclamo de volver a ver al novillero que cortó un rabo en la novillada sin picar del desenjaule.



A pesar de dos desarmes su labor llegó con gran fuerza a los tendidos, que botaban en algunos inspirados remates por bajo de Alejandro, porque además atesora una cualidad innata y carísima: la torería, que afloró en muchos momentos y sobre todo en unos personalísimos ayudados a dos manos y en los pases de pecho que abrocha en el hombro contrario.



Incluso llegó a ser volteado en el final de faena cuando intentaba acortar al máximo las distancias, resultando empalado entre las piernas y volteado, afortunadamente sin consecuencias.



Contundente con la espada volcándose con estilo julista, cortó dos orejas de justicia que le ponen en valor como uno de los novilleros más ilusionantes del momento.



El segundo de Alberto Escudero fue el más serio por astifino y también el más bravo y encastado ya desde el vibrante recibo.


El novillero no volvió nunca la cara ante las vibrantes y repetidoras embestidas, aunque con el defecto de la falta de humillación.
En las muñecas también faltó mano baja y sometimiento, por lo que en ocasiones el novillo arrollaba.



Pero ahí se vio el valor de Alberto, que a pesar de verse en ocasiones a merced e incluso a la deriva, no sólo no se quitaba sino que volvía a ponerse y a pasárselo igual de cerca.



Faena de toma y daca, más épica que lírica, muy bien rematada con la espada tirandose recto como una vela, que le supuso la tercera oreja para su esportón y la más meritoria.


Cerró festejo Alejandro Marcos, que sólo pudo lucir con el capote en un limpio recibo por delantales y en el remate de un quite por gaoneras con una brionesa cumbre.



Durante el tercio de banderillas el novillo se lesionó una mano y lo acusó mucho en la muleta, embistiendo descoordinado.
Una lástima, porque apuntaba ser el animal de más clase del buen encierro del salmantino Julio García.




Aún así el novillero consiguió sacarle muletazos de gran naturalidad, pero sin repercusión arriba.